Distinta… la cascada de Olaén

La cascada de Olaén es atractiva y panorámica. Sus aguas encajonadas por paredes de roca llaman la atención desde la primer mirada. Cascadas y una gran olla de agua, conforman un  destino único a muy pocos kilómetros del ruido y dinámica de la ciudad. Todo es tranquilidad y relajación cuando se llega a la cascada y parador Olaén.

Muy cerca de Molinari o La Falda. Es un rincón paradisíaco en la inmensa Pampa Olaén que ocupa gran parte del Valle de Punilla y se extiende hacia las sierras grandes de Córdoba.  La cascada de Olaén, es una quebrada rocosa que nace de la erosión producida por el curso de agua y crea un conjunto de ollas, cascadas y una pileta natural rodeada de piedras alimentada por las aguas del río, ideal para refrescarse en verano. En el lugar reina el verde y el sonido de las aguas cristalinas corriendo entre las piedras.

Este hermoso balneario natural se encuentra enclavado en el Valle de Punilla, a 19 kms del centro de La Falda y a 83 de la ciudad de Córdoba. El camino más directo y recomendable para llegar, es desde Molinari en la RN 38, doblando a la izquierda, se toma por el camino de ripio que conduce hacia Characato y a los 17 kms se llega a la cascada parador.

La cascada está formada por tres saltos de agua, tiene 20 metros de altura y desemboca en ollas de agua cálida que tienen una profundidad aproximada de 11 metros.

Para visitar este destino se recomienda usar ropa y calzado cómodo, debido a que es necesario realizar una caminata de baja dificultad para llegar. Por otro lado, cabe aclarar que para ingresar se cobra una entrada mínima. Verano 2019 equivalente a pesos 200 por vehículo.

Otro atractivo del lugar!

Cerca de la cascada de Olaén se levantó una capilla, entre los años 1748 y 1756, en honor a Santa Bárbara, para proteger la zona de catástrofes climáticas. La misma se encuentra abierta y conservada, para ser visitada por los turistas que llegan al parador Cascada de Oláen.

De acuerdo con los lugareños, una de las principales razones por las que se edificó este templo fue debido a que dos jóvenes enamorados solían pasar las tardes de verano en la cascada. Un día, durante una terrible tormenta, cayeron a la quebrada y murieron en un desafortunado accidente, por lo que el padre de la joven pidió al obispo Salguero construir la capilla como expresión de fe y protección para los viajeros.

Ubicación

Cómo llegar

Desde Córdoba capital, se puede ir por Villa Carlos Paz y luego tomar por RN38 hacia La Falda, Valle de Punilla. Cuando se llega a las ex cabinas de peaje de Molinari, se toma a la izquierda y en un camino de ripio de 14 kilómetros. Luego, hay un cruce, señalizado, donde nuevamente se toma a la izquierda para acceder a dos kms. finalmente a la cascada. 

Otro camino es ingresando por La Falda, pero es un poco más largo, ya que se ubica a 19 kms.

 

Cascadas y una gran olla de agua.