14 colores en el cerro Hornocal

Un recorrido por un lugar de ensueño en la provincia de Jujuy. En pocos segundos, admirarás lo bello de la naturaleza en su máxima expresión. Como en una “paleta” de colores, las serranías del Hornocal se muestran radiantes.

Las Serranías del Hornocal representan quizá una de las postales naturales más bellezas e increíbles de Argentina. No obstante, esta maravilla no está entre los circuitos turísticos habituales de los visitantes y, para encontrarlas, hay que trepar más de 25 kilómetros por los caminos de ripio de la Puna desde Humahuaca.

Luego, una vez en el lugar, “el premio por llegar” es un espectáculo inconmensurable. El camino parte desde la localidad de Humahuaca en Jujuy, se debe cruzar el río Grande por el puente cercano a la terminal de ómnibus. Se toma la ruta provincial 73 hacia Santa Ana y son unos 25 kilómetros hasta llegar al llano desde donde se divisa la serranía.

El camino está señalizado y se aconseja transitar despacio por el duro ripio. Si el vehículo es “alto” o 4×4 la tarea se facilita, hay que tener en cuenta que el ascenso es constante y se llega hasta los 4.350 metros de altura sndm. Conviene hacer paradas intermedias para que el cuerpo se aclimate y evitar los mareos de la Puna. No hay servicios en la zona por lo que se recomienda llevar provisiones y agua.

Ubicación
Tips de viaje
  • Se encuentra alejado de la localidad de Humahuaca, por lo que recomendamos llevar provisiones y agua.
  • Atención para los que padecen los avatares de la altura, ya que se superan los 4000 msnm.
  • El camino es bueno, pero el duro ripio hace disminuir la velocidad. Los vehículos altos o 4×4 son ideales.
  • Siempre llevar abrigo, más allá de que sea verano y en Humahuaca la temperatura sea buena.
  • Una buena máquina de fotos ayudaría a captar un momento único ante tanta belleza.
Como llegar

Saliendo de la ciudad de Humahuaca, cruzar el río Grande por el puente cercano a la terminal de ómnibus. Se toma la ruta provincial 73 hacia Santa Ana y son unos 25 kilómetros hasta llegar al llano desde donde se divisa la serranía.