La última moda en Portugal: recorrer aldeas en bici

La iniciativa fue impulsada por un grupo de pequeñas aldeas con menos de 30 habitantes, que buscan maneras alternativas de turismo sustentable. Furor entre los jóvenes.

Un grupo de comarcas de la región Centro de Portugal invertirá casi 2 millones de euros para poner en valor sus aldeas, algunas con sólo 20 ó 30 habitantes, para que los turistas puedan recorrerlas ya sea caminando o en bicicleta.

La iniciativa tiene como base un proyecto experimental que se puso en marcha hace algunos años en Portugal, denominado ‘Aldeias Históricas’, por el que 12 pueblos con un patrimonio artístico relevante se promocionan en red como destinos rurales de interior y la llegada de turistas atraídos por la belleza y la tranquilidad natural del lugar, ha motivado a otros poblados del país a invertir en este tipo de propuestas.

 

 

 

La nueva iniciativa, en la región de Viseu, pretende crear una red similar, aunque basada en el turismo de montaña y, más concretamente, en la Sierra del Caramulo.

 

Portugal

 

La Sierra de Caramulo, situada en la zona de transición entre la Beira Alta y Beira Litoral, combina bosques, matorrales y cursos de agua cristalina y pequeñas cascadas con aldeas de casas y graneros en granito. A partir de 1920, el aire puro de la sierra llevó a la fundación en la zona de sanatorios dedicados al tratamiento de enfermedades pulmonares, y rápidamente el pequeño pueblo de montaña se convirtió en un centro de salud y ocio.

 

Portugal

 

La economía de montaña, la biodiversidad, la conservación de la naturaleza o el turismo responsable son algunos de los principales exponentes de esta iniciativa, según los propios impulsores y cada vez más jóvenes viajeros se ven atraídos por este tipo de propuestas, alejada de los grandes centros turísticos convencionales.

Las aldeas que integrarán la red son Adsamo, Cambra, Covas, Couto y Vila Nova en la comarca de Vouzela; Bezerreira y Covelo de Arca en la comarca de Oliveira de Frades; y Carvalhal da Mulher, Jueus, São João do Monte y Teixo, en la comarca de Tondela.

 

pinheiro de lafoes

 

Una de las acciones importantes que se pretenden ejecutar será la creación de rutas que vertebrarán todas esas aldeas y que se podrán recorrer a pie o en bicicleta, con el fin de que el turista pueda disfrutar del entorno global de la Sierra del Caramulo.

 

pinheiro de lafoes

 

El éxodo rural hacia Lisboa, Oporto o a las urbes españolas más cercanas ha provocado que este tipo de aldeas se hayan quedado con tan solo unas decenas de habitantes, la gran mayoría jubilados.

 

Qué hacer

Además del camino del Caramulinho, de unos ocho kilómetros, también se puede recorrer las rutas destacadas de Laranjais, Linho, Cruzes y Caleiros, así como el camino Terras de Granito. No son solamente las maravillas creadas por la naturaleza las que se pueden apreciar en estos recorridos; también están los vestigios que el pasado ha dejado en caminos de piedra construidos por los romanos.

El Museo de Caramulo, la Reserva Botânica de Cambarinho, que acoge la mayor concentración de rododendros de Europa, los dólmenes de Malhada do Cambarinho y de Lapa de Meruje o la famosa “loza negra de Molelos,” son algunas de las maravillas que se pueden visitar en la zona.