Las mejores atracciones de invierno en Nueva Zelanda

De julio a septiembre, el invierno en Nueva Zelanda trae el clima más frío en gran parte del país. En la Isla Sur, los hermosos paisajes se ven aún más bonitos cubiertos de nieve. Usted puede esquiar o practicar snowboarding en los principales campos de esquí de la Isla Sur y aprovechar los mejores destinos de aventuras.

El Mount Cook es la montaña más grande deNueva Zelanda, con una altura de 3.754 metros. Al pie de la montaña está situada la villa de Mount Cook, un refugio cómodo en una de las zonas más implacables deNueva Zelanda. En todas partes, los bellos alpes del sur rasguñan el cielo. Hay varias pistas de caminata que empiezan cerca de la villa, todas con cerca de 3 horas de duración. Vuelos panorámicos y excursiones a Tasman Glacier son otras formas de aprovechar su tiempo aquí.

Nueva Zelanda tiene muchos glaciares deslumbrantes. Los glaciares Fox y Franz Josef, dos de los más grandes y más visitados de Nueva Zelanda, descienden de los Alpes del sur y casi hasta el nivel del mar. Fácilmente accesibles a pie, estos glaciares están entre los más populares para visitar. El mayor glaciar de Nueva Zelanda, Tasman Glacier, tiene 27 kilómetros de largo y cubre un área de 101 kilómetros cuadrados. Para conocerla, hay paseos en barco y en helicóptero – con hermosas vistas de toda la región.

La capital de la aventura deNueva Zelanda,Queenstown(foto) tiene una interminable oferta de actividades de invierno. Dos de las mejores estaciones de esquí están allí: Coronet Peak, fácilmente accesible para quienes visitan la ciudad, y The Remarkables, con un ambiente alpestre espectacular. Es allí donde ocurre cada año el Queenstown Winter Festival, la mayor celebración del invierno del Hemisferio Sur. La programación incluye desfiles de calle y música en vivo en diversos puntos de la ciudad.

La bellísima y pacífica Wanaka , con 5 mil habitantes, mezcla el encanto de una pequeña ciudad con la calidad de un destino turístico internacional. A 40 minutos en coche del centro de la ciudad hay excelentes pistas de esquí, entre ellas Cardrona Alpine Resort, Treble Cone y Snow Farm. En 2012, la edición estadounidense de la revista National Geographic destacó la ciudad como uno de los mejores destinos de esquí del mundo.