Jericoacoara, instrucciones para llegar a un sitio único

Una de las playas más lindas del norte de Brasil pero que muy pocos conocen. No es sencillo llegar, aunque si se siguen algunos pasos se accede muy fácilmente. Jericoacoara tiene arenas blancas, es parte de un parque nacional y un mar para volverse loco. Ideal para el kitesurf.

Llegar a Jericoacoara, es todo un desafío que en los último años se ha tornado sencillo y algo masivo en épocas de verano. Ha sido declarada por el Washington Post una de las diez mejores playas del mundo, Jericoacoara es un oasis entre las dunas de arena blanca, como una joya preciosa en el corazón del Parque Nacional de Jericoacoara, a 300 km de Fortaleza, en el norte de Brasil.

El pueblo es pequeño y tiene por particularidad sus calles de arena, por eso solo circulan buggies o areneros que hacen de transporte local y otorgan una particularidad al lugar. Hay también servicios más económicos de traslado que son camionetas donde suben mayor cantidad de turistas y por eso baja el precio de traslado. Jeri, como es cariñosamente llamado por sus habitantes, tiene clima seco y su temperatura oscila entre 25 º – 31 º C durante todo el año. El agua de mar es siempre cálida y sus colores varían desde verde esmeralda al azul. El lugar lleva el beneficio de los vientos alisios, que soplan constantemente entre julio y diciembre haciendo su playa una de las más buscadas para la práctica de windsurf y kitesurf en el mundo entero.
Uno de sus atractivos preciados es la Pedra Furada que es congelada diariamente por miles de fotografías y es una de la excursiones obligadas.


Jericoacoara
 tiene también el privilegio de estar situado dentro del Parque Nacional , un  área ambiental rodeada de interminables playas, dunas con atardeceres únicos. Todas las tardes es ritual obligado caminar hacia la duna del sol donde miles de visitantes se sientan a esperar la caída del astro mayor que devuelve una postal única.

De noche, un pequeño centro con bares y música en vivo le ponen mucho encanto a la estadía. De día se ofrecen las lagunas de agua dulce, alejadas del poblado, pero que se llega en pocos minutos contratando un traslado en buggie o camioneta. Son playas o paradores con aguas turquesas, bares y las típicas hamacas paraguayas ubicadas a la vera del agua. En cuanto al alojamiento, hay posadas para todos los gustos y bolsillos.
 

Como llegar! 

Para arribar a Jeri, se debe primero llear a Fortaleza en el norte de Brasil. Desde esa ciudad hay distintos servicios de transfer para hacer los más de 270 kilómetros que unen los puntos turísticos. Se puede optar por un servicio en 4×4 exclusivo y para 4 personas, que es más caro aunque tarda menos tiempo. La opción mas popular es el llamado dinosaurio, que consiste en un camión de pasajeros tipo Dakar y que recorre el último trayecto hasta Jeri, por playas y dunas del Parque Nacional. Es más económico y puedes llevar todo el equipaje que desees. El viaje completo desde Fortaleza supera las 3:30 hs.

 

Ubicación
Tips de viaje
  • Es muy pequeño y sus calles son de arena. Su transporte es el buggie y cobran por viajes
  • Los atractivos más lindos son sus playas, lagunas de agua dulce o la Pedra Furada. Además, contemplar los atardeceres en la duna mayor.
  • Recomendamos los bares y barras en la playa a la noche. Hay precios accesibles y música en vivo.
  • Los Europeos y Americanos la elijen como un sitio de Kitesurf y windsurf por sus características de clima.
  • Tomar el transporte llamado “Dinosaurio” desde Fortaleza es todo una aventura distinta y hermosa.
Info útil