¿Qué hacer en un día en Capri?

Si pensas viajar a una de las islas más lindas de Italia por un solo día, te decimos qué cosas no te podes perder.

Grandes escritores, artistas o famosos eligieron históricamente la isla de Capri para vivir o pasar allí sus vacaciones. Una isla sin dudas maravillosa, pequeña, siempre soleada y con un encanto único. Eso es Capri, y los viajeros que llegan, aunque sea por un día, quedan maravillados.

Este edén, con un mar azulado y arcos en las rocas, se encuentra en el Golfo de Nápoles, al frente de la península Sorrentina. Si tenes poco tiempo para pasear por Capri, una de las mejores opciones es conocerla desde el mar. Hay muchos tours que te pasean por los alrededores de la isla, de manera de conocer los grutas que la caracterizan bien de cerca.

El más concurrido es el tour de Marina Grande, que pasa por la playa del Baño de Tiberio hasta la gruta Azzurra. El paseo incluye además, el paso por el Faro de Punta Carena y el famoso Faraglioni, el guardián de la isla.

Una vez en tierra firma, descubrir la ciudadela es un paseo obligado. Te vas a sentir un artista aclamado caminando por su callecitas angostas y escurridizas. La plaza Umberto I, es un verdadero salón de belleza del mundo, con boutiques de las mejores marcas de la moda universal, un verdadero shopping de culto.

Además, la isla cuenta con monumentos de los años 600 como la Iglesia o la ex Catedral de Santo Stefano. Los jardines de Augusto, a pocos metros de la plaza, ofrece una panorámicas únicas de la Bahía Marina.

De una parte de la isla, es todo más montañoso; de la otra, el centro histórico de Anacapri: pequeñas plazas menos concurridas, callecitas con casas blancas, grandes pendientes y una maravilla a descubrir a cada paso.

Ubicación