5 razones para conocer la fiesta de Moros y Cristianos en España

Los españoles lograron convertir el histórico enfrentamiento de las tropas musulmanas y cristianas en el siglo XIII por el dominio del territorio de España, en una masiva celebración en las calles que se perpetuó en el tiempo y trascendió generaciones. Estas fiestas se realizan en distintos puntos del país -especialmente en Valencia y Alicante- y también hacen honor a los patronos de la ciudad. ¿Por qué llama tanto la atención la que se hace en Villena?, ¿Qué hace a la de Villena una de las más atractivas?  5 razones para descubrirla.
Por Florencia Freijo

Villena se prepara para vivir sus días más importantes del año. En septiembre se lleva a cabo la fiesta de Moros y Cristianos, un evento del que participa el 40 por ciento de la ciudad y convoca a más de 14 mil personas a las calles.
Esta celebración es muy antigua y tradicional en España, de hecho se realiza en distintos puntos del país. Cada lugar tiene sus particularidades pero más allá de los matices todas tienen algo en común: veneran a sus santos patronos y recrean parte de su historia: la reconquista de las tierras que habían sido invadidas por los árabes.

En el caso de Villena, rinden honor a la Virgen de las Virtudes -abogada contra la peste- desde 1474, año en el que fue nombrada patrona. Su imagen permanece en un santuario a 7 km de la ciudad, y cada año es trasladada en una multitudinaria peregrinación para que presida los cinco días de un verdadero espectáculo de música, baile y coloridos trajes.

Además de un evento con tinte religioso, se trata de un desfile de 14 comparsas -7 representan a los moros y 7 a los cristianos- que van al son del pasodoble interpretado en vivo por la Banda Municipal y la Sociedad Musical Ruperto Chapí. Las obras son locales y compuestas principalmente para la ocasión.

Todo comienza con mucha adrenalina y ansiedad desde temprano, pero la magia no sólo sucede de día. Por la noche siguen con fiestas populares en las salas de las comparsas, donde se pueden degustar las comidas y tragos típicos (a precios muy accesibles) y participar de los bailes de la zona. Por eso, quienes estén de visita por el Viejo Continente no se pueden perder estos días de jolgorio, si lo que quieren es conocer los verdaderos rincones de España, y el espíritu más divertido de los villenenses. Es una oportunidad para descubrir lo más autóctono del lugar y sentirse parte, no turista.

La fiesta de Moros y Cristianos de Villena fue reconocida de Interés Turístico Nacional, y es realmente importante para la economía, el turismo y la cultura de esta ciudad de la Comunidad Valenciana, ubicada a 370 kilómetros al sureste de Madrid.

Para el alcalde Francisco Esquembre, esta festividad es “esencial para Villena, y representa la pasión, identidad y convivencia de los habitantes”. “Es nuestra manera de vivir la diversión y mantener viva nuestra cultura”, dijo a Descubrí.com.ar.  Y completó: “Con esto generamos empleo y crecimiento económico, al mismo tiempo que nos consolidamos como referentes en artesanías e innovación”.

Por eso, estos días son una verdadera revolución en la ciudad. Luis Sirera, presidente de la junta central de la fiesta, aseguró: “Refleja el trabajo de todo un año que se materializa en desfiles espectaculares y en la alegría de la gente”. “Incluso hay personas que apuntan a sus hijos en una comparsa antes que en el registro civil. El sentimiento sigue vivo y se transmite de generación en generación”, indicó.

Uno de los escenarios principales de los festejos es el Castillo de Atalaya, una imponente construcción árabe del siglo XII, que los hará viajar hacia el pasado. Allí se realizan representaciones  de las negociaciones entre ambos bandos, llamadas “embajadas” . Lo más espectacular se da en la “batalla final” que se inicia cuando no se llega a un “acuerdo” entonces comienza el combate simulado en el que se llega a gastar miles de kilos de pólvora y termina con la victoria de los cristianos. Con el fin de “la lucha”, terminan también los días suntuosos.

Ubicación
Tips de viaje
  • Son las más convocantes y fiestas de hermandad, por eso hay buena onda. Representan la cultura del lugar.

  • Fueron pioneras en la incorporación de la mujer. Se cumplen 30 años de la mujer formando parte como socia de las comparsas y ocupan cargos en la fiesta, en un plano de igualdad con los hombres.

  • Los protagonistas son las escuadras especiales, con sus trajes confeccionados exclusivamente; son majestuosos, trabajados y coloridos y se estrenan en Villena, por lo tanto se ven por primera vez allí. No son comparables con ninguno de la región. 

  • Villena también ofrece distintas formas de disfrutar el viaje: turismo cultural, de naturaleza, de compras (se especializan en la fabricación de zapatos); gastronómico y enoturismo.
Info útil

Sitio oficial

www.turismovillena.com