Purmamarca tiene todos los colores

En Jujuy, la Quebrada de Humahuaca es la más representativa del norte argentino. Purmamarca es sin duda uno de los pueblo más bellos de la región y el más popular debido al Cerro de los Siete Colores. Cultura, patrimonio histórico, artesanías y paisajes increíbles son parte de una propuesta que te mostramos acá!

Purmamarca es uno de los pueblos más pintorescos que posee la Quebrada de Humahuaca. Entre sus atractivos cuenta con el más famoso de los cerros: el Cerro de los Siete Colores. Lleva ese nombre debido a las diferentes pigmentaciones que adquieren los minerales que forman sus paredes.

El cerro se puede visitar durante todo el año, realizar caminatas o cabalgatas hasta la cima. Fotografiarlo a distintas horas del día es una experiencia única que permite observar cómo la luz del sol y los minerales de la montaña forman colores únicos.

La Iglesia de Santa Rosa fue declarada Monumento Histórico Nacional en el año 1941 y es caracteística de arquitectura sencilla con muros de abobe y en su interior pinturas del siglo XVIII.

La plaza central con sus artesanos que ofrecen productos regionales, son otro de los atractivos de los turistas y vistantes que llegan de todo el mundo a Purmamarca.

Una caminata por el llamado Paseo Color Colorado es ideal para terminar de comprender las bellezas naturales que tienen en la región. Se trata de un recorrido que rodea al Cerro de los Siete Colores y es de fácil acceso desde el pueblo hacia la montaña. El camino se puede tomar en cualquiera de sus dos direcciones y es de 3 kilómetros, con baja dificultad, se recomienda llevar calzado cómodo, agua, un gorro y pantalla solar para protegerse del sol.

Desde Purmamarca, por el camino que conduce hacia el Paso de Jama con Chile, se accede a la Cuesta de Lipán y las salinas Grandes. Es un paseo de día completo, donde se asciende por un camino de asfalto hacia el paso internacional. A 126 kilómetros de Purmamarca se arriba a las Salinas Grandes, una de las mayores depresiones de la provincia con más de 12.000 has. de sal a cielo abierto.