Tips para ir por primera vez a la India

Si estás pensando en hacer un viaje a la India te damos algunos consejos fundamentales para planificar un viaje que te cambiará la vida.
El destino lejano con el que muchos sueñan, requiere un poco de estudio y planificación a la hora de pensar el viaje así como tener en cuenta algunas variables fundamentales para no volverse loco.
Teniendo en cuenta que se requiere un buen tiempo de adaptación si se viaja de forma independiente, es aconsejable destinar más de un mes para descubrirla. Si se viaja con una agencia de viaje, los expertos ayudarán a sortear los contratiempos y el viaje estará más relajado.
A pesar de ello, te damos algunos consejos fundamentales para tener en cuenta:
1. Elegir una fecha en base al clima
El fenómeno del Monzón en la india, determina no sólo las lluvias, sino las posibilidades de desplazamientos en algunos puntos del país además de que suele considerarse uno de los principales problemas de inseguridad para los viajeros. En invierno, por ejemplo, no podes ir más al norte que Rishikesh por el intenso frío y es prácticamente imposible visitar lugares enigmáticos y alejados como Cashmere o Ladakh.
Otro aspecto a tener en cuenta son los pre-monzones, que también suelen ser muy fastidiosos. La mejor época para viajar es de diciembre a mayo.
2. Si viajas independiente, elegir aeropuertos alternativos
Como no hay vuelos directos desde Argentina a la India, es preferible comprar pasajes al aeropuerto de Goa, por ejemplo, antes que el de Nueva Delhi o Bombay, desde alguna ciudad europea o del Sudeste asiático, ya que de todas formas la escala será inevitable.
Llegar a la India por primera vez puede ser un shock muy difícil de sortear con el caos de sus ciudades, el calor, y el turismo masivo. Goa, tiene un aeropuerto más chico, más ameno y más organizado, por lo que la entrada al país será una experiencia más tranquila.
Se puede optar por vuelos de cabotaje dentro de India, que se consiguen muy baratos, sobre todo con la aerolínea de bandera, Air India.
3. Disfrutar de la comida pero con atención
Conocer un nuevo destino se hace inevitablemente también desde su gastronomía. En el caso de la India, hay que prestar mucha atención a los productos que se compran en la calle. Si bien es imposible irse sin probar un somosa, un thali, un Palak paneer o el Aloo gobi, hay que encontrar la armonía entre una alimentación sana y las exquisiteces típicas del lugar, que por lo general suelen ser muy pesadas.
En India no se toma alcohol en restaurantes y vía pública, y casi toda la comida es picante. El té (chai) se sirve con leche y es dulce y es un paraíso para el apasionado de descubrir especies.
El agua es otro de los puntos más problemáticos: siempre comprarla.
4. Planificar antes que improvisar
La mayoría de los viajeros eligen realizar el famoso triángulo de oro de la India: Nueva Delhi, Agra (donde está el Taj Mahal) y Varanasi (donde está el Ganges). El principal circuito turístico indio es un tesoro de cultura, paisajes y religión, sin embargo el subcontinente se abre más allá de las rutas tradicionales.
Las playas de Goa, el Mahal Pradesh o Darjeeling y un sinfín de secretos, hacen de este lugar uno de los más fascinantes y visitados del globo. Eso sí, investigar es crucial para no terminar en algún lugar aislado y con poco encanto.
5. Lo que hay que saber para viajar en tren en la India
Hay destinos que pueden visitarse llegando con la mochila en los hombros y saliendo a preguntar. No es el caso de India. Para poder comprar pasajes en tren, es recomendable hacerlos con mínimo 3 meses de anticipación pero solo a través de agencias de viajes. (Make my trip, es una agencia on line que tiene este servicio)
Otra de las posibilidades es utilizar el sistema Tak Tal: en India, los asientos en tren están divididos no solo en clases, sino en locales y turistas y hay cupos para cada sector. Todas las boleterías atienden durante la mañana a las personas que no tienen asientos y que están a la espera que se haya desocupado un asiento. Para poder acceder a viajar, hay que hacer la interminable cola en la estación, el día antes de que el tren salga de orígen. Imprescindible ir decido a comprar el pasaje y no a hacer consultas. Se requiere paciencia extrema.

Leave a Reply