Tips para un viaje único en Venecia

Venecia es el sueño de todo el mundo. Sus góndolas, sus canales, la plaza de San Marco y la mística que la envuelven, hacen de esta ciudad uno de los sitios más hermosos del mundo. Pero, a la hora de planificar el viaje, no todo es color de rosa.

1. Comprar la tarjeta de viajes

En Venecia el medio de transporte es el vaporetto, una especie de colectivo-barco que te lleva por todas partes de la ciudad. Cada viaje cuesta € 7,50, por lo que comprar una tarjeta de viaje es la mejor opción para moverse por la ciudad. El pase de 24 horas sale €20, el de 2 días €30 y el de 3 días €40. Lo interesante es que por poco dinero podes sumar visitas a museos, transfer al Aeropuerto y hasta tours por la ciudad.

venecia

Lo podes comprar por Internet o directamente allá en cualquiera de las estaciones. Eso sí, descargá el mapa de los recorridos en el teléfono ya que el Municipio no regala mapas (cuestan €3).
Si sos menor de 29 años podes aprovechar la tarjeta Rolling Venice, que por €30 te da 3 días de transporte libre y wi fi gratis, así como descuentos en museos. Nada mal!

2. ¿Mapas? ¿Para qué?

¿Sos de los que te gusta tener un buen mapa y seguir tus rutas? Bueno, digamos que en Venecia perderse es la regla general. Ni Google Maps, ni el mejor de los mapas podrán hacerte llegar a dónde queres ir. La ciudad es un gran laberinto de callejuelas, canales, puentes y pasadizos, y dar vueltas sin rumbo fijo es uno de los placeres más grandes que la ciudad ofrece.
En los lugares más conocidos, se pueden ver viejos carteles con flechas que indican sinuosas direcciones de Piazza San Marco, al Vaporetto o a la Ferrovía, que es la estación de trenes. Teniendo en cuenta estos puntos de referencia, luego la magia se impone. Mejor, preguntar.
Hay una App que puede ser de mucha ayuda dedicada a la oferta cultural:
Para Mac
Para Android
3. Turismo masivo en su máxima expresión
Muy pocas ciudades en el mundo reciben tanto caudal de turismo como Venecia. Si uno quiere ir a conocer la ciudad flotante más bella del mundo, debe saber con lo que se va a encontrar. Enépocas de lluvias, la municipalidad instala rampas para que los turistas circulen sobre el agua, y en épocas de temporada alta, hay policías que dirigen el tránsito peatonal estableciendo sentidos de circulación.
venecia
Si sos de los que te gusta buscar un poco de tranquilidad, podes visitar el Ghetto Ebraico, más alejado del centro, o pensar en alojarte en la isla de Lido, que si bien tardas más en volver, en ciertas épocas del año, no hay tanto movimiento. Una de las cosas más lindas de la ciudad es que por ordenanza pública está prohibida la publicidad callejera, lo que genera una atmósfera de otro tiempo y un descanso para el ojo y la mente.

4. ¿Cómo llegar?

Si tu viaje a Venecia parte de alguna ciudad italiana, lo que más te conviene es averiguar pasajes de buses. De Milán podes conseguirlos a €10 y a €25 desde Roma. Tené en cuenta que hay dos terminales, una en Mestre (fuera de Venecia) y otra muy cerca de la ciudad (Tronchetto), ambas con recorridos de buses urbanos para Venecia a €1,50.
Flixbus suele tener buenas ofertas.
venecia
Los trenes comprados con tiempo, también salen económicos y la low cost Volotea tiene hub en el Aeropuerto Marco Polo, por lo que buscando con paciencia, se consiguen pasajes de hasta €5, por lo general, de un solo tramo.

5. Si hay un objetivo, mejor

Si bien la época de Carnaval (febrero) la marea de gente es realmente grande, el evento es un sinfín de sensaciones. Ir caminando por un callejón y que pase una sombra negra al fondo, o que un hombre enmascarado te sorprenda doblando una esquina, te transportan realmente a otra época del mundo. No asustarse, que la ciudad es muy segura. Fiestas por todos lados, bares con aperitivos y desfiles oníricos hacen de esta época un momento ideal para conocer la ciudad.
venecia
Otra opción que pocos extranjeros conocen es la Festa del Redentore, que se hace en julio. Fuegos artificiales en la Piazza San Marco y una mezcla de religiosidad y paganismo, en una de las fiestas más sentidas de los venecianos. El Festival del Cine (para ver a las celebrities) o la Bienal de Arte (en mayo) o de Arquitectura, son también momentos únicos de la ciudad, que deja ver toda su riqueza.