Chile, de punta a punta

Santiago

 
Forma parte de esos placeres metropolitanos donde cuanto más ves, más encontras. Los cafés funky y los clubes nocturnos salpican Bellavista, colecciones de arte del parque forestal van desde la era precolombina a la contemporánea, y la arquitectura cubre el espectro desde la iglesia San Francisco del siglo XVI hasta las torres de oficinas con vidrios espejados. Compras en el Mall Panorámico o Costanera Center y prueba inolvidables sabores con la suculenta comida chilena.
 
 
 

Santa Cruz

 
Aquí te emocionarás con los viñedos y las bodegas de Santa Cruz. Esta ciudad chilena es un espléndido punto de partida para explorar el valle de Colchagua, una región vinícola apreciada por sus tintos con cuerpo. Además, explorar la encantadora arquitectura colonial y los museos culturales de Santa Cruz.
 
 
 

 

Valparaíso

 
A solo unos cien kilómetros al noroeste de Santiago de Chile, Valparaíso es el puerto principal del país. Su centro histórico, nombrado Patrimonio Mundial por la UNESCO, ofrece una encantadora arquitectura colonial, muchos restaurantes de marisco, mercados y tiendas. Hay que subirse al centenario funicular Ascensor Artillería o ascender al cerro Concepción para disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad y el océano. En la ciudad, se podrá visitar la casa del escritor Pablo Neruda.
 
 
 
 

San Pedro de Atacama

 
Un oasis entre extrañas y fascinantes dunas, cañones, géiseres y el volcán Licancabur, el paisaje que rodea San Pedro de Atacama es tan extraño que sus principales atracciones son las formaciones geológicas del Valle de la Luna. La encantadora aldea es tranquila y artística, y su centro, que aloja una preciosa iglesia y un museo arqueológico, se puede descubrir a pie. Se puede usar la bicicleta para conocer las ruinas indígenas de Tulor, el Valle de la Luna y la Quebrada del Diablo.
 

Puerto Varas

 
A pie, la mejor forma de disfrutar de las vistas del Volcán Osorno y las casas coloniales de madera construidas por inmigrantes alemanes a principios del siglo XX. Situado a orillas del Lago Llanquihue, el segundo más grande de Chile, el pueblo es la alternativa sencilla a Puerto Montt, la metrópoli del Distrito de los Lagos, y sirve como punto de partida para practicar pesca con mosca, rafting, paseos a caballo y excursiones con kayak por el mar.
 
 
 

 

Puerto Natales

 
Su proximidad al Parque Nacional Torres del Paine convierte a Puerto Natales en una puerta de entrada a la aventura. Es el mejor lugar en el que aprovisionarse y preparar el equipo antes de subirse en autobús para una visita al parque de dos horas. Esta zona es ideal para los amantes de la naturaleza, donde encontrarán montones de opciones para practicar senderismo, montar a caballo, navegar y explorar.
 
 
 
 

Pucón

 
Metido en los Andes de la Patagonia, Pucón es una ciudad preciosa a la que se puede acceder en avión durante el verano o en 9 horas de coche o tren desde Santiago. Es una base estupenda para vacaciones de aventura y está atestada de turistas durante los meses de verano: diciembre, enero y febrero. Observa el magma caer por el Monte Villarrica, pasa de pozas termales calientes a frías en las Termas Geométricas o explora los Andes a lomos de caballos criollos.
 

Castro

 
Un variado abanico de palafitos (casas de madera construidas sobre estacas) es la tarjeta de visita informal de Castro, la capital de Isla de Chiloé. Lo que una vez fuera el hogar de miles de granjeros y el objetivo de los piratas europeos, Castro se fundó en el siglo XVI y es la tercera ciudad más antigua de la isla. En ella destaca su impresionante iglesia de madera, un alucinante museo de arte moderno y el encantador muelle del distrito de Gamboa.
 
 

Hanga Roa

 
Las míticas estatuas moái de piedra que guardan la Isla de Pascua se encuentra entre las principales atracciones de esta parte del planeta tant remota y solitaria. Hanga Roa es el centro de comercio y la única población de la isla.
 
Aquí encontrarás un aeropuerto, varios restaurantes, casas de huéspedes y hoteles. Puedes disponer de ella como base para las aventuras de la isla, entre las que se incluyen excursiones a pie, expediciones a playas de arena blanca, snorkel, submarinismo, visitas a yacimientos arqueológicos e incluso tu propio viaje espiritual.
 
 
 

Punta Arenas

 
Con vistas al Estrecho de Magallanes, es un hervidero de entusiastas del trekking que luchan contra el viento en su camino al Parque Nacional de Torres del Paine, un lugar cubierto de glaciares, o en un crucero por el Antártico. Los vuelos diarios conectan la ciudad con Santiago y Ushuaia.

<iframe src="https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d26639001.194249466!2d-106.2272188705989!3d-35.409434364803914!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x9662c5410425af2f%3A0x505e1131102b91d!2sChile!5e0!3m2!1ses-419!2ses!4v1502922085875" width="1024" height="768" frameborder="0" style="border:0" allowfullscreen></iframe>